main

ACA IRI EL POST

Escalada

Escalada, 22 días en el Pico Sin Nombre, Brasil

enero 25, 2018 — by Andar Extremo0

1-960x529.jpg

Fernanda Lupo y Marcio Bortolusso se lanzaron a una serie de seis aventuras inéditas y extremas que comprenden el marco del Proyecto 6 Hard Xpeditions. Sitios inhóspitos, diferentes deportes, conciencia ambiental y trabajo científico, son las cualidades de esta travesía. La primera expedición, escalada al Pico Sin Nombre, les demando 22 días en el mes de agosto en una zona impenetrable al sudeste del territorio Brasilero. Nota en la revista n° 48

6 HARD XPEDITIONS

por Marcio Bortolusso y Andar Extremo
entrevista a Marcio Bortolusso
fotos Fernanda Lupo, Marcio Bortolusso y Kelvyn Medeiros

Marcio, pionero en el fotoperiodismo de aventura, y Fernanda, alpinista experimentada, viven en el Archipiélago de Ilhabela. Desde allí partieron para realizar su primer desafío, una de las aventuras más intensas de sus vidas: la escalada de la imponente y hasta entonces virgen, cara suroeste del “Pico Sin Nombre”, una de las más impresionantes y aisladas montañas de la extensa Serra da Mantiqueira. Con largas laderas rocosas y con más de dos mil metros de altitud, la zona se encuentra sin vías de escalada.
A pesar de que su cumbre ya ha sido alcanzada años atrás por otros exploradores, a través de una exigente caminata por su cara menos empinada, esta montaña se mantiene como una de las últimas de Brasil con más de dos mil metros de altitud.
Después de un fallido intento de escalar en 2009, cuando fueron obligados a abandonar las pendientes del pico después de 11 días de fuertes lluvias y tormenta de rayos, la pareja esta vez contó con la valiosa ayuda de los escaladores Diego Moreira y Kelvyn Medeiros, Club de Escalada y Montañismo de Angra dos Reis. A pesar de eso, en la aproximación por la floresta, Fernanda tuvo una dislocación del hombro que la obligó a un descanso forzado pudiendo escalar recién los últimos días.

2

Sólo para llegar a la pared de piedra y transportar los 170 kg de equipo, necesitaron 7 largos días. El camino cerrado por la vegetación fue complejo. En la etapa inicial, debieron abrir camino y luego transportar todos los vivieres a la base del cerro, escalando árboles para una mejor visión en la mata, arrastrándose sobre grietas, trepando por raíces en paredes con precipicio, y equilibrando mochilas en turnos que superaban las 12 horas diarias.
Bajo un riesgo constante durante el trabajo vertical, necesitarían fijar las protecciones de seguridad tan distantes que posibles caídas resultarían en vuelos de más de 40 metros y, para castigar aún más la motivación del grupo, llovió. El mal tiempo los obligó a bajar los cerca de 300 metros escalados y las varias horas de pista accidentada, para aguardar una nueva oportunidad, momento en que desafortunadamente Diego y Kelvyn necesitaban regresar a casa debido a otros compromisos y abandonaron la expedición.
Después de 13 días de descanso en el campamento base, milagrosamente el hombro de Fernanda se recuperó y, un poco desnutridos (llegaron a perder 5 kg cada uno), con cortes y hematomas en el cuerpo, decidieron invertir las ultimas energías en una intensa jornada que se extendió hasta completar 24 horas ininterrumpidas de escalada. Esfuerzo que valió la pena, ya que al atardecer sus ojos registraron la cumbre del majestuoso Pico Sin Nombre.

3
“Ir más allá, buscar esa gratitud que te da hacer deportes en la naturaleza… cosas para contarle a los nietos hasta los últimos días”

4

Entrevista de Andar Extremo

Cómo inician el primer desafío?
La escalada del Pico sin Nombre fue en la región sudeste de Brasil, entre Minas Gerais y Sao Paulo. Ahí está el cordón de la Mantiqueira que tiene muchísimos kilómetros. Como ciudad grande se encuentra Passa Quatro a unos 40 km, y nosotros nos dirigimos hacia la zona rural de Marmelópolis. Allí estuvimos en la casa de un campesino llamado Alfonso que nos dejó armar base, entre gallinas, cabras y chanchos. Preparamos los 200 kg de equipamiento, y empezamos a achicar el equipo. Llevamos menos chapas, menos cuerdas hasta llegar a unos 170 kilogramos.

5

De allí a la pared, a qué distancia se encontraban?
En 2009, para causar el mínimo impacto, no abrimos un sendero en la selva. Este año, estuvimos los tres primeros días sin llevar equipo, sólo abriendo sendero y buscando aproximarnos a la pared. Esta región es sensible. Como está protegida no se puede hacer varias cosas. Es una lucha hacer la actividad en otros lugares que están rodeados por empresas mineras que rompen todo, entonces esta zona la defienden. Para que la gente haga escaldada tiene que haber uno que pase primero, así que con mucho cuidado íbamos abriendo la vegetación para hacer un pequeño pasaje. De tanto caminar se fue marcando. Estuvimos una semana para llegar a la base de la pared del Pico sin Nombre de los cuales: tres fueron en navegación, 2 de porteo de los 170 kg en mochilas y tachos de plástico y luego, dos más volviendo. Hacíamos de 12 a 15 hrs de actividad por jornada. El camino era accidentado. No estábamos lejos, a lo sumo 5km, pero había pendientes verticales con peñascos y vegetación. Esos 10km de ida y vuelta lo hacíamos en todo el día.

6

Una vez que estuvieron en la base, cómo continuaron?
Esta cima la lograron hacer unos exploradores unos años atrás pero por otro camino menos técnico, ingresando por el Pico Dos Marins. La sierra de la Mantiqueira tiene tres picos importantes y el más visitado es éste, que tiene vías de escalada y una senda para caminar a la cumbre. Allí también abrimos vías. Por ese lado, es fácil acceder por un sendero al Pico sin nombre. Ahora fuimos por el valle, cruzando ríos, subiendo y bajando para llegar a la base. Fue difícil.

Qué largo tiene la pared de la ruta?
Tiene unos 400 metros de escalada y, a lo último, 200 metros más que vas con la cuerda pero caminás y escalás como en cuatro patas “A la francesa” se lo llama aquí, en Brasil.

Cuando Fernanda se rompió el hombro, estuvieron cerca de hacer cumbre con Diego y Kelvyn?
Faltaban 2 días, no tan cerca, a 100 metros, y se largó a llover mucho como tres jornadas. En 2009 con Fernanda habíamos abierto 150 metros. Ahora, cuando se lesionó, escalamos esa distancia y abrí otros 60 metros. Kelvyn hizo otros 60 metros, y Diego hizo la mitad de un tramo, 30 metros. Allí los chicos se tuvieron que ir y Fernanda se recuperó. Hicimos juntos los 3 tramos que quedaban hasta la cumbre.

7

Cómo fue ese último tramo?
Estuvimos 24 horas continuas: escalamos, caminamos, hicimos cumbre, sacamos fotos, pero sin tiempo. No teníamos ni 5 minutos, al final tuvimos que cambiar las chapas oxidadas del 2009 en los últimos 150 metros de rapel. En total estuvimos 15 días en la pared.

Cuál era el objetivo de esta expedición?
Mi trabajo tiene dos frentes. Unos es el bienestar personal, ir más allá, buscar esa gratitud que te da hacer deportes en la naturaleza… cosas para contarle a los nietos, no arrepentirme y recordar hasta los últimos días, esta forma de vida que da sentido a todo. La segunda, poder dejarle algo a la sociedad, como desarrollar actividades en la región: ecoturismo, turismo sustentable. Te doy un ejemplo: una vez ascendimos la mayor ruta en Brasil en Piedra Riscada por 8 días, fue muy cansadora, una vía que a pesar de algunas tentativas aún se mantiene sin repeticiones. La medida entre las chapas de seguridad eran de 26 metros, con 9 de los 22 tramos, sin protecciones y podes llegar a caer vuelos de 60 metros, es como hacer una escalada libre sin cuerdas. Luego, estuvimos 15 días más en la región visitando campesinos, y en conjunto con autoridades y biólogos estuvimos haciendo un inventario de fauna y flora que contribuyo para hacer un “tombamiento” de la piedra como patrimonio natural todo esto un año después. “Tombamiento” es un término que se utiliza en Brasil, para generar la protección de áreas para la posteridad. Algo inédito para nuestro país y para ese lugar fue muy importante, porque se logró y hoy está protegido, y varios escaladores de todo el mundo van a Piedra Riscada. Entonces, se ven dos objetivos claros: el deportivo y la preservación del entorno para un turismo sustentable. La ciudad que está cerca, ya tiene más hoteles y paradores, donde albergan nuevos turistas locales y del mundo. En esta oportunidad fue muy importante porque la idea es valorizar esta zona de Pico Dos Marins, que es un objetivo que tengo desde hace más de 20 años. Deseo transformar esa región, en uno de los más importantes polos de escalada tradicional de Brasil junto con zonas importantes como Marumbi, cerca de Curitiba, y Tres Picos cerca de Salinas en Rio de Janeiro.

8

Cómo fue la última escalada con Fernanda?
Fue fantástico hacer esta pared con mi compañera. Si bien vivimos momentos de tensión, cuando ella guiaba había tramos donde podría haber volado 24 metros, con la piedra rompiéndose en sus manos. Realmente estuvo muy bueno que se haya recuperado de su hombro porque no podríamos haber terminado la vía.

Qué fue lo más duro de esta expedición?
El peso y la distancia, transportar todo. Fue mortal a veces caminábamos solo 30 metros y teníamos que sentarnos. Nos cansábamos mucho. Después de los 22 días, cuando llegué a Ilhabela, teníamos como agujas clavadas en el hombro y eso luego se transformaban en cuchillos. No podíamos ni movernos, estuvimos como un mes con dolores. Otra de las cosas duras fue la temperatura, no hace frío como en la Patagonia pero es muy húmedo y te podés agarrar hipotermia. En invierno tenés – 10 y en verano 3 o 4 grados.

9

6 Hards Xpeditions llevas dos travesías?
Hicimos esta escalada, nos preparamos un mes y luego, 40 días en ríos de Amazonia en kayak. Ese mes intermedio se pasó rápido. Tuvimos que terminar las imágenes, hacer textos, mostrar materiales a los sponsor, conseguir los kayaks rotomoldeados (porque no había en Brasil), preparar los equipos, obtener permisos. Fue una locura. Ahora se viene una expedición de buceo por cavernas que depende mucho de las condiciones del mar y de las cavidades submarinas. El mar tiene que estar muy tranquilo. Con espeleólogos, vamos a hacer un relevamiento nacional de cavernas. Debajo del agua se ve todo: las entradas a las cuevas, los posibles sitios arqueológicos, se pueden medir las profundidades. Es una expedición que estará muy buena. Pensá que hay entradas a cuevas que tienen sólo medio metro de agua arriba, entonces el mar tiene que estar súper tranquilo, porque es posible pasarla mal. Estamos haciendo más cursos de buceo profesional y luego, cuando comencemos la expedición, hay que hacer como los surfistas de olas grandes: esperara el momento. Y cuando esté terminando ésta, empezamos una expedición de canyoning y barranquismo. Luego, haremos ultramaratón por cientos de kilómetros y terminaremos con una travesía de Stand Paddle en unas islas.

10

Tuvieron apoyo de marcas?
Los últimos 8 años estuvieron muy difíciles en Brasil y conseguir apoyo costó. Estuvimos realizando el proyecto por seis años y estuvimos un año entero en Sao Paulo en reuniones, golpeando puertas. Por suerte tuvimos el apoyo de importantes marcas, porque se dieron cuenta de la pasión que le ponemos.

Tienen pensado qué van hacer con el material de estas expediciones?
Ahora subimos todo al sitio web y entregamos material a muchos multimedios y para 2018, tenemos pensado hacer un documental tipo serie de tv y un ciclo de conferencias. Todo esto con el fin por supuesto de hacer algo más grande en 2019.

11

www.6hardxpeditions.com

mapa

rae-tapa-48

Escalada

Viaje de Cristal

marzo 21, 2016 — by Andar Extremo0

8-960x640.jpg

Viaje Cristal es el nombre de la vía de 900m 8a que abrieron 4 argentinos en Pedra Riscada, Brasil
Nota de Andar Extremo n° 39
Cintia Percivatti, María Jose Moises, Horacio Gratton e Ignacio Elorza realizaron en Octubre la apertura de una big wall en Mina Gerais. Un relato de lujo acargo de Cintia Percivatti.

El viento sacudia las hamacas de pared, despertandonos con algun sobresalto. En la oscuridad de la noche, a 500m del suelo en nuestro campamento de altura, dos portaledges (hamacas de pared) se zarandeaban con sus cinco ocupantes dentro. Sin embargo, cierta tranquilidad nos envolvia, estabamos en Brasil, lejos de los vendavales a los que estamos acostumbrados en El Chalten, y confiabamos que en ningun caso podia ser peor que una tormenta patagonica, o si?

La historia de este “viaje de Cristal”, nace con la idea que ten’amos con mi pareja Horacio Gratton, de abrir un big wall en algun lugar del mundo. Nos tentaba bastante la opci—n de ir a Brasil, a la regi—n de Minas Gerais y mas precisamente al monolito de roca de casi 1000 metros de altura, llamada Pedra Riscada, sitio que Horacio conoc’a, ya que hab’a conformado la expedici—n que hab’a abierto la ruta ÒPlace of HappinessÒ en el 2009, junto a Stefan Glowacz, Holgher Heuber de Alemania y Ed Padilla de Brasil, via que termino siendo reconocida a nivel mundial por su calidad de escalada. hab’an varios puntos a favor de ir a este lugar, Horacio tenia contactos, lo cual ayudo much’simo a la organizaci—n, se sabia que la roca era de excelente calidad para la escalada, y ya est‡bamos en Brasil por motivos laborales, asique fijamos el objetivo y comenzamos con los preparativos.

22

Para empezar sabiamos que abrir una via de estas caracteristicas es una tarea dura, y seria optimo ser dos cordadas, para ir alternando entre lo que es apertura y las trabajos de pared, como subir petates, agua viveres, material de escalada, etc.
Enseguida se nos ocurrio que nuestra pareja amiga Majo Moises y Nacho Elorza serian perfectos compa–eros para esta aventura., ya que tienen mucha experiencia abriendo vias y en las tecnicas de big wall, y ademas y muy importante son grandes amigos.solo basto mostrarles un par de fotos y olieron la aventura, el grupo estaba formado!
Este tipo de aperturas en una zona relativamente alejada como esta, conlleva numerosos problemas logisticos que fuimos resolviendo a lo largo de tres meses de preparacion.
ademas habia un consenso general en hacer una buena documentacion de esta escalada, y Noel Martinez de Aguirre era la persona a reclutar, ya que desde hace mucho se dedica a la fotografia y films de escalada de manera profesional, y nos gusta mucho su trabajo. Tampoco costo mucho convencerlo!

7

El trip comienza un inusual dia frio, pasamos a buscar a nuestros amigos por el aeropuerto de Sao Paulo, llenamos hasta el tope la fiat doblo que alquilamos por un mes, y casi haciendo willie partimos hacia el norte.
Como el camino es largo y por momentos nada sencillo, paramos dos veces en sectores de escalada que nos quedaban de camino, y de esta manera no solo haciamos mas ameno el viaje, sino tambien nos poniamos a tono para la escalada en la Pedra.
Fue as’ como pasamos unos dias entre Sao Bento do Sapucai, donde sembramos hermosas amistades con colegas escaladores que viven ahi y Serra Do Cipo, sitio tremendamente explotado en escalada deportiva, un lugar super fan‡tico.
El pueblo que queda mas cercano a la Pedra Riscada se llama Sao jose Do Divino, y nuestro contacto alli era Edemilson Duarte.

10

Edemilson es propietario de una estancia a pocos kilometros de la Pedra donde tiene ademas una posada que funciona en los meses de verano como paraje tur’stico, para la gente que busca ba–arse en los pozones que forma el rio que pasa a los pies de este hospedaje.
Ya en viaje hacia el destino, Horacio tras incontables intentos, no hab’a podido contactarse con Ed y tampoco recordaba cual era su casa del pueblo. Ibamos a tirarnos a la pileta! como si supiŽramos lo que est‡bamos haciendo, llegamos de noche al pueblo y le preguntamos a la primer persona que se nos cruzo, si lo conoc’a a Edmilson Duarte, que nos urg’a encontrarlo. Para nuestro asombro, si lo conoc’a! luego entendimos que Ed es la persona mas famosa del pueblo. Musico (tiene grabados tres discos, uno junto al celebre Ze Ramallo), emprendedor rural y turistico. Ed es sin duda la personalidad mas importante de Sao Jose y a quien le debemos que los escaladores sean tan bienvenidos alli.

13

Basto con preguntarle a esta persona, para que nos guiara en la direccion correcta, y digo guiara porque fue literal, el tipo nos dijo “esperen aca” y al ratito aparecio en un auto y nos hizo se–as de que lo siguieramos. Creo que en Sao Jose do Divino encontre a la poblacion mas amable que haya visto.
Ed nos recibio con los brazos abiertos y puso a nuestra disposicion el “Recanto Pedra Riscada” una posada que queda convenientemente a unos 7 km del comienzo de nuestra via!
Durante el viaje Horacio nos habia estado preocupando por el estado de los caminos para acceder a la Pedra, nos contaba historias de machetazos y zanjas y todo tipo de peripecias que habian tenido que sufrir para llegar a la base de la pared.
Pero ahora para nuestra sorpresa y agrado general, los caminos de auto est‡n impecables y no solo eso, est‡n se–alizados para los escaladores!
Resulta que la via ÒPlace of HappinessÒ abierta seis a–os atr‡s se convirti— en un exigente clasico brasilero y ademas atrajo la atencion de escaladores de todo el mundo, quienes a su vez fueron abriendo otras vias.
Es por eso que Ed se encargo de que los sucesivos intendentes vieran la importancia turistica que representa la Pedra y han puesto manos a la obra y estan dispuestos a ayudar a desarrollar la escalada en la zona. No creo que haya muchos sitios en el mundo donde el escalador se sienta tan bienvenido!

14

Una vez acomodados en nuestro campo base de lujo nos fuimos a ver la pared y estudiar la linea. Intentaba concentrarme en la via a escalar, pero era dificil con las cientos de picaduras de garrapatas que haba traido desde cipo.
Visualmente la linea perfecta era casi una recta desde la base a la cumbre, pero por supuesto no sabiamos si era factible. Por suerte al final la linea sigui— el recorrido planeado en ese dia de estudio.
decidimos entrar por los primeros largos faciles de la Place y luego continuar recto. en el primer dia de escalada nos enfrentamos al mayor peligro, abejas! desde el bosque salieron miles de ellas en una nube densa y ruidosa, pasaron a escasos metros de nosotros, por suerte pasamos desapercibidos, hace poco una cordada brasile–a sufrio el ataque de abejas, uno de los escaladores murio y el otro se salvo por poco.
De ahi en adelante decidimos salir ÒarmadosÒ con buenas dosis de dexametasona inyectable, por las dudas. Al dia siguiente, mas o menos a la misma hora de la ma–ana, me encuentro jumareando en punta, mis compa–eros vienen mas abajo, de repente empiezo a escuchar el zumbido aterrador, segundos mas tarde la nube densa se dirige hacia mi. Mantener la calma! intentando moverme lo menos posible, saco los jumars ,pongo la placa y desciendo unos metros, intentando poner distancia y a la vez moviendome lo mas sigiloso posible. segundos de tension, la nube que pasaba se queda estatica a metros mio como dudando si ir a por mi o seguir camino. deciden continuar. en pocos segundos las pierdo de vista, como si quisieran recuperar el tiempo perdido en mi. Suspire aliviadaÉ Por suerte solo las vimos en dos oportunidades, y luego ya no volvieron a aparecer.
El primer dia logramos ya instalar el primer relevo de nuestra via, luego de cinco largos por la ÒplaceÒ nuestra ruta continua al recto.
Luego vendrian dias de intenso trabajo que consistian en jumarear, abrir, escalar, izar petates, fijar cuerdas. Para esto arrancabamos bien temprano en la madrugada y volviamos a la base ya de noche.
La escalada no paraba de sorprendernos por la calidad.Luego de unos dias de apertura en que fijabamos cuerdas y retornabamos a la base, decidimos que era hora de instalarnos en la pared. A 500m acomodamos dos portaledges (hamacas de pared) y desde alli continuamos la apertura. Ahora se repetia la rutina pero desde mas arriba!, ademas habiamos comenzado a liberar los largos mas duros de la via.

La primera noche en las hamacas nos aviso como serian las cosas de aca en mas, al caer el sol comenzaban fuertes vientos que amenazaban la integridad del campamento, pero de a poco aprendimos a relajarnos, ya que siempre paraba hacia el amanecer. tambien tuvimos noches de lluvia que se prolongaron hasta media ma–ana, lo cual retrasaba la apertura pero al mismo tiempo nos daba una oportunidad para dormir un ratito mas! ya que luego de varios d’as seguidos en la pared el cansancio empieza a pasar factura y los madrugones cuestan cada vez mas. pero la motivacion estaba bien arriba, ya que la via siempre iba a mejor!
Dos dias de trabajo nos llevo superar el desplome amarillo, que quedo con largos de 7c+ y 8a de alta calidad. El Primer largo del desplome me toco abrir a mi. Se trataba primero de un dique o peque–o canal, que parec’a haber sido socavado por el agua, haciendo tomas o agarres en los bordes del mismo. parec’a por momentos como estar en Espa–a en los cl‡sicos sectores de chorreras y desplomes con canto. Luego, el dique se terminaba y seguia para arriba una placa con ’nfimas tomas, peque–os cristales de granito que apenas se dejaban agarrar, lo cual la apertura se hizo mas interesante. tuve que aplicar tŽcnicas de progresi—n en artificial, ya que escalar con el taladro en la espalda semejante larguito se complicaba un poco, fueron 5 horas de ardua tarea y un poco de adrenalina, pero nada que impidiera nuestro paso. El largo siguiente le toco a Horacio. Era el segundo largo de los dos desplomados, que termino con un grado de dificultad similar al anterior.
El fin del desplome nos deposito en una gran columna vertical de 200m que resulto mas facil tecnicamente pero de gran ambiente y roca optima. Un largo despues de terminar esta columna alcanzamos los ultimos largos faciles de la ÒPlaceÒ donde vuelven a juntarse las rutas.
Horacio que ya conoc’a estos œltimos largos, me fue indicando mas o menos por donde iba la linea de escalada, ya que al ponerse mas f‡cil tŽcnicamente, tambiŽn comenzaban a escasear los seguros cada vez mas. Sali de la reuni—n y las chapas brillaban por su ausencia. Òdale recto, supera ese resalte y seguro hay una chapa ahíÒ me grita Horacio intentando tranquilizarme ya que iba mas de medio largo sin poder asegurar. veinte metros mas arriba me encuentro haciendo unos pasos delicados con el relevo de abajo como unica protecci—n. En eso a lo lejos veo dos puntos brillantes, era la reunion! todav’a a unos quince metros a la derecha de donde me encontraba! Luego de una travesia facil pero delicada, llego al relevo luego de sesenta metros sin seguro!
Otro larguito mas y la ansiada cumbre porfin estaba bajo nuestros pies. Uno a uno fuimos llegando hasta estar los cinco festejando, y admirando la vista desde este m‡gico lugar.
A la bajada nos encontramos con amigos de Brasilia que estaban terminando de repetir la ÒPlaceÒ, los felicitamos y continuamos con nuestro trabajo de limpiar la via.

1

Unos dias mas tarde, luego de haber limpiado la pared, de bajar el campamento, todo el equipo, nos despedimos de Edemilson, de la Pedra y de la vida que hab’amos dejado lista para que otros escaladores la transitaran, nos despedimos de los amigos de Sao Jose y de este lugar increible que en adelante permanecer‡ en el recuerdo de una magica aventura, un viaje lleno de aprendizaje, de adrenalina, de compa–erismo, de emociones,un viaje de Cristal.

Ficha Tecnica:
La pedra Riscada se encuantra a unos 20 km de Sao Jose do Divino, un pueblo al norte del estado de Minas Gerais. La mejor epoca para escalar es desde mayo a fines de agosto.
El mejor campo base que se pueda imaginar es el Recanto Pedra Riscada de Edemilson Duarte.
Esta zona de grandes morros y big walls se esta consolidando como una de los mejores lugares, al menos de sudamerica, para el estilo deportiva en pared. Aunque queda mucho por abrir ya son varias las lineas abiertas, que bien vale la pena ir a repetir, vias como “The Place Of Happiness”, “Onde O Vento Faz una Curva”, “O Planeta Dos Macacos” en el vecino morro Filiote, y por supuesto “Viaje de Cristal” son vias de alta exigencia en estilo big wall.
Equipo:
Para repetir “Viaje de Cristal” hacen falta, 19 cintas express, 1 set cams, .4-3, 1 set stoppers, 2 cuerdas 60m.
en toda la via no existen repisas donde vivaquear, as’ que al menos que se logre en el dia, o se instalen cuerdas fijas, recomiendo llevar portaledges (en el largo 10 existen emplazamientos para hamacas), de esta manera se hace mas amena la escalada y da la oportunidad de probar los largos mas duros.

topo_viaje-de-cristal_IE_2015_n