Carreras de aventura

RUNNING TRIP Pinamar 2018

febrero 19, 2019 — by Andar Extremo0

main

Carreras de aventura

RUNNING TRIP Pinamar 2018

febrero 19, 2019 — by Andar Extremo0

La sexta edición de Running Trip Skechers Beach and Forest Edition, fue nuevamente un éxito en Pinamar. Con un clima ideal, la carrera itinerante tuvo más de 400 corredores que transitaron la playa y el bosque de dicha ciudad, en las distancias de 1k para los más chiquitos, 5K, 10K y 21K. Nota en la Revista Andar Extremo n° 52

Karina Alejandra La Rotonda, Luisina Galassi, Ezequiel Mazzili y Sara Estefanía, fotos: Marcos Ferrer, Constanza Crego y Mercedes López Echenique

1

Como es costumbre en la distancia de 5K, se hicieron presentes muchos atletas con discapacidad, que fueron asistidos para que puedan conocer la geografía del lugar, llegando a la meta y emocionando a todos.
En las distancias competitivas, se presentó en la línea de largada, un muy alto nivel de atletas de la región y de algunos puntos del interior del país entre los que se destacaron el olímpico Mariano Mastromarino, Nahuel Luengo, Mariel el Jaber, Ezequiel Mazzili, Matías Luero y Marcelo Michia.

2

La acreditación se realizó el día anterior, en las instalaciones del Complejo “ El portal del Bosque”, y la fiesta post carrera se realizó en la disco “ La Luna”.
Fue la tercera y última fecha del 2018, luego de haber competido en Potrerillos (Mendoza) y Tanti (Córdoba), en donde se consagró a los campeones del 2018 de la Copa Sox donde acumulaban puntos durante las 3 ediciones. Los ganadores de la Copa fueron: 10K mujeres: Fabiana Macariz (Buenos Aires) 10K hombres: Sergio Becerra (Mendoza) 21K mujeres: Lenka Mrazek (Buenos Aires) 21K hombre: Ezequiel Becerra (Mendoza).

3

Karina Alejandra La Rotonda
Mi paso por Running trip Beach and Forest

Apenas abrieron inscripciones, yo estaba llenando los formularios del pack full (traslados-hospedaje-inscripción) que ofrece la organización, donde por lo único que te debes preocupar es por divertirte.
La tentación en este evento es el plus que ninguna otra carrera da a sus corredores, y es la capacidad de exaltar la parte humana, donde la inclusión y la solidaridad se destacan inevitablemente frente a seres maravillosos que, con alguna capacidad diferente, nos enseñan el verdadero significado de la autosuperación. Ya había vivido lo mismo en ediciones anteriores de Running Trip, pero ahí estaba de nuevo… quería volver a sentir esa calidez.
Arribando el micro a Pinamar, ya veníamos con mateada, sorteos, anécdotas y, por supuesto, nuevos amigos (así somos los corredores, tenemos facilidad para pronto relacionarnos). Diego y el staff nos esperaban para darnos la bienvenida, y alojarnos en el complejo, un lugar increíble elegido por la organización, donde también se realizaba la acreditación.
Con el kit en mano, lleno de regalos de los auspiciantes y número dorsal, esperamos ansiosos el día de la carrera.
Por la mañana, nos pasó a buscar el micro. Llegando a la largada, bajamos y las demostraciones de afectos no se hicieron esperar. Risas, abrazos, saltos de alegría, el reencuentro con amigos de diferentes puntos del país. A muchos de ellos no los veía desde hacía tiempo, de otras carreras, y ahí estábamos. Coincidir era una fiesta para el alma.

8

La conducción a cargo de Pablito Colombo, nos hizo vibrar de energía y, con pasión, entonamos nuestro Himno Nacional.
Ya con todas las sensaciones, nos ubicamos en el arco de largada. Había que correr, y la emoción volvió a tocarme al ver aquellas personitas con capacidades diferentes, escoltadas, acompañadas y mimadas por atletas elite, integrantes y colaboradores de staff, incluso por nosotros mismos. Eso te llenaba el alma de amor.
Ya en los primeros km, correr a orillas del mar con perfume a sal, el viento llevándose las risas, el esfuerzo para trepar las dunas, la adrenalina para bajarlas, el fresco del bosque, las palabras de aliento y camaradería de tus compañeros de sendero, hacía placentero cada paso.
La organización cuidó cada detalle para que nada nos falte a lo largo del recorrido, siempre vigilando, ayudando, hidratando, para garantizar nuestro bienestar. A lo lejos se escuchaba la música, el locutor, las llegadas y sabías que estabas a metros de cruzar el arco. Ovación, aplausos, emoción… un combo de satisfacción.
La premiación vino con lágrimas, sonrisas y asombro, para los abanderados, los atletas que alcanzaron el podio y las menciones especiales, inesperadas pero tan bien merecidas como la de los acompañantes.
Cerró el evento con una gran fiesta nocturna, con ganas de que sea infinita. Siento que esto ya se convirtió en una gran familia, y siempre sumamos, pero era hora de retornar. Sabemos que todo lo que uno comparte se multiplica, así es Running Trip, donde dos días de locura tienen cordura. Feliz de ser parte!!!

4

Luisina Galassi
Tres ediciones de Running Trip pasaron este 2018. Todo comenzó en Potrerillos, Mendoza, donde quedé encantada con el lugar y el recorrido de la carrera: un circuito muy técnico, entre rocas, que se disputó con un clima caluroso. A pesar de las adversidades, logré obtener un 6to puesto en la general damas que me sorprendió, debido a que volvía de una lesión que me había mantenido inactiva durante varios meses.
La segunda edición de esta serie se llevó a cabo en julio, en la localidad de Tanti, Córdoba, otro viaje increíble. En esta ocasión tuve el honor de compartir cabaña, comidas, charlas, risas, con atletas elite como los colombianos María Eugenia Rodríguez Quijano Y William Rodríguez, entre otros. Experiencia más que gratificante para mí, que siendo una corredora amateur vemos eso como algo inalcanzable.
Llegó el día de la carrera. Largamos e inmediatamente me sentí muy cansada como consecuencia de las competencias previas, siendo este un año muy intenso para mí en lo deportivo. Sin embargo, no pude negarme a la invitación de mi amigo Diego Winitzky, organizador del evento. Así que largué y corrí. En el km 20 me encontré con la que resultó ser mi rival (por llamarlo de alguna manera) en la tan deseada Copa Sox, mi amiga Lenka Mrázek. Con la que tuve el placer de compartir un par de kilómetros y finalmente debido a su malestar, pude superarla quedándome con el 7mo puesto de la general de damas.

5

Esta victoria logró posicionarme en un segundo puesto, con 15 puntos, de la copa. Propuesta de la organización que le puso el toque picante a esta competencia, y que permitió que corredores como yo, puedan disputar un campeonato de semejante dimensión.
Finalmente, llegó la última fecha, en la ciudad costera de Pinamar. El circuito se caracterizó por la dificultad brindada por la arena, mi peor enemiga, entre médanos y bosques, aunque resultó ser muy entretenida. Dado que me encontraba disputando la copa, me otorgaron un número de elite que me permitió largar en la primera línea con atletas como el Colo Mastromarino, por ejemplo… algo totalmente inesperado.
Llegué feliz, delante de Lenka, obteniendo un 4to puesto en la general de damas y pensando que había ganado la copa, pero resultó que por un punto no la alcance y merecidamente la ganó la rubia de los locos iacos.
Así se fue este 2018. El próximo año volveremos a dar pelea, quizás con más entrenamiento, más experiencia y siempre dejando todo. Es muy lindo competir sanamente y compartir este deporte con amigos, es eso a lo que yo siempre apunto.
Running Trip, según mi visión, es una carrera que se caracteriza por la inclusión, la alegría, la fiesta, la familia, los amigos, los paisajes y las hermosas imágenes que nos quedan siempre guardadas en nuestra memoria y plasmadas por el mejor equipo de fotógrafos.
Arrancaremos nuevamente en marzo de 2019 volviendo a ser parte de esta hermosa aventura.
Muchas gracias Andar Extremo por la nota, y Diego Winitzky por esta oportunidad.

6

Ezequiel Mazzili
Running Trip era una carrera que venía esperando ansioso. Había tenido la oportunidad de correr y ganar la primera edición en Miramar, y me gustó mucho. Por razones laborales no había podido participar en las siguientes, pero siempre quería volver a estar en las carreras que realiza Diego Winisky, ya que es una persona que aprecio mucho.
El día 24 de noviembre, llegué a Pinamar sobre las 9 de la mañana, con tiempo suficiente para acreditarme y prepararme tranquilo, aunque los nervios y las expectativas eran muchas.
Antes de largar, me hicieron una nota junto con el Colo Mastromarino, Matías Luero y otros chicos más. Cuando me preguntaron de mis expectativas para la carrera, siempre dije que quería llegar segundo. Aunque el sueño de todo corredor es siempre ganarle a un olímpico.
Tenía pensado de qué manera iba a correr, pero el ritmo del resto de los corredores me llevó a cambiar todos mis planes. Lo único que mantenía firme era que iba a dar todo de mí, estaba preparado y quería hacerlo.
El ritmo de inicio fue rápido, Marcelo Michia que era otro de los candidatos, venía adelante. En el kilómetro 3 comencé a bajar unos segundos y mantenerlo para ir tranquilo. Sabía que el circuito iba a ser duro y tenía que estar fuerte.
Pasando por el kilómetro 7, Marcelo, que era quien venía liderando la carrera comenzó a quedarse. Me sentí fuerte y aumenté el ritmo. Decidí ir a buscar la punta, me acerqué al “ Colo”, y quedé en segunda posición durante unos cuantos minutos. A partir del kilómetro 12 aproximadamente, la competencia estaba muy peleada. Durante algunos metros nos íbamos pasando, pero ninguno quería dejar de dar pelea.
La arena se hacía sentir. El calor y la distancia recorrida también hacen los suyo. Mi reloj marcaba 17 kilómetros y me di cuenta de que estaba corriendo solo, ya que Mariano se había quedado algunos metros atrás. Desde ahí, todo fue una mezcla de sentimientos.
Durante todo el recorrido, espectadores, organizadores y colaboradores, nos habían dado fuerzas con gritos y aplausos. El recorrido fue duro pero hermoso, bien marcado, y estuvimos acompañados en todo momento.

10

Ahora quedaba disfrutar de lo que estaba viviendo, y eso hice. Los últimos kilómetros fueron de pura felicidad. Me acerqué al arco de llegada y no podía creer que estaba ganando la carrera. Ya no sentía cansancio ni dolores. Crucé el arco y lo encontré a Diego que me felicitó.
Sé que el esfuerzo de cada día valió la pena. Me llevé de Running Trip una experiencia hermosa desde la organización, la gente y los atletas con los que compartimos y disfrutamos la experiencia. Destaco como siempre, la atención de Diego Winitzky para con los corredores, desde los detalles en cada parte del circuito, hasta la premiación. Nos hace sentir siempre valorados con cada detalle.
Compartir el podio con dos grandes atletas como Mariano Mastromarino y Marcelo Michia, fue un gran orgullo para mí y me siento muy agradecido de haber tenido esta experiencia.
Recomiendo a quienes no hayan participado en las ediciones de Running Trip, que se sumen. La experiencia es única y cada lugar está pensado exclusivamente para que el corredor disfrute. Agradezco también a Scat sport que es la marca a la que represento, que me apoya y me brinda la indumentaria para cada competencia.

7

Sara Estefanía
Mi nombre es Sara, tengo 17 años y vivo en Pinamar desde que nací. Por accidente descubrí que correr es una de las cosas que más me gustan. Pocos tenemos el privilegio de poder correr en tan lindos bosques, médanos y, mi lugar preferido, la playa. Running Trip Pinamar nos hace recorrer todos estos hermosos paisajes que son referentes de nuestro partido. En este momento, todo parece color de rosa, pero les puedo asegurar que durante esta durísima carrera nadie halaga a los bosques, playa y mucho menos a los médanos. Es mucho esfuerzo, sudor, a veces lágrimas de bronca o emoción, pero estoy segura de que eso vale la pena con tal de cruzar el arco de llegada y darnos cuenta de que pudimos finalizar a pesar del intenso calor, las ampollas, la arena floja y nuestra misma cabeza que a veces nos juega en contra.
Gratamente conseguí el 2do puesto en la general y cumplí el objetivo de bajar mi marca del año pasado en 5’. Quiero destacar la ayuda de tres amigos que con sus bicicletas me acompañaron en algunas partes del recorrido.
Running Trip Pinamar es una carrera en la que sin dudas, volvería a participar, por el lugar donde se organiza y por el hecho de tener la oportunidad de competir con atletas no sólo locales sino que también con aquellos que no lo son y tienen más experiencia.

9

pos11

www.runningtrip.com.ar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *