Carreras de aventuraEditorial

ELIJO CORRER, ENTREVISTA A ELISA FORTI

septiembre 7, 2018 — by Andar Extremo0

main

Carreras de aventuraEditorial

ELIJO CORRER, ENTREVISTA A ELISA FORTI

septiembre 7, 2018 — by Andar Extremo0

Elisa Forti tiene 83 años, le dicen “la Nonna que corre”, y además de competir en carreras de Trail Running desde los 72 años, da charlas y acaba de sacar un libro con la historia de su vida.

por Marcos Ferrer, entrevista a Elisa Forti, fotos Lean Arló, Federico Cabello y Chino Avalos

83 años, trail runner

2

Eli a los 83 años ya corriste un montón de carreras, vivís una vida a puro deporte y estás sacando un libro. Qué pensás?
No sé, creo que no merezco tanto. Mi único mérito es vivir el presente y recibo tanto reconocimiento… jaja (risas). Yo no pienso en el mañana. Demasiado lindo es vivir hoy para estar pensando en el mañana. No reniego sobre el pasado ni planifico sobre el futuro. Me levanto, pienso lo que voy a hacer en el día, y disfruto al máximo.

Te das cuenta lo que generaste en poco tiempo?
En la última carrera que corrí al lado de mis nietos, en mi ciudad natal, Como, en Italia al lado del lago, me asombraba de mí misma y no podía creer lo que había generado. Miraba a mis nietos tomados de la mano y me repetía: Elisa qué estás haciendo? Pudiste a los 83 años unir cuatro generaciones, ya que mis hijos estaban en la llegada, mis nietos corrían al lado mío y mis bisnietos hacían la corre caminata. Esta carrera fue la que más sentí de todas las corridas. Lo que sí, nunca voy a entender cómo generé tantas cosas en la gente en tan poco tiempo. Por ejemplo, el otro día estaba corriendo por acá, por Vicente López, y se frenó un auto. Pensé que había cruzado mal, pero el señor frenó, me miró, y me dijo: -sos Elisa!!! yo le digo: -sí!!! Y me responde: – Gracias a vos y tus ganas de correr salvaste la vida de mis padres. No le pregunté en ningún momento por qué le había salvado la vida, pero así me di cuenta de que generaba cosas positivas en la gente. Lo que pasa es que la vida te lleva… una cosa te lleva la otra. Este año me invitaron a muchísimas carreras casi todos los fines de semana. Me encanta, me miman mucho! Este año fui Ushuaia, me invitaron a Choele Choel, a San Juan, me invitan de todos lados.

3

De qué trata el libro?
El libro trata de la historia de mi vida, de mis primeros momentos en Italia y cuando emigramos con mi familia a la Argentina. De la vida acá, y cómo me desarrollé en el deporte. Para mí, la vida siempre fue movimiento. Cuando iba con mis hijos chiquitos a Mar del Plata, llegábamos a la playa y antes de que jueguen a la paleta, hagan castillos con arena o lo que sea, yo me iba a caminar una hora con ellos. Después de ahí, podían hacer lo que quisieran. Cuando vivía allá, en Como, un lugar con montañas y ríos, estaba todo el día subiendo y bajando por piedras pero cuando llegamos a Buenos Aires teníamos que hacer actividades entonces buscamos un club con mi hermano. Conocimos River Plate y allí comencé a jugar al vóley. Seguí jugando al vóley hasta grande, incluso cuando ya tenía los tres chicos, les daba de comer a la noche, les ponía el pijama, y después me iba a entrenar. A veces hasta me lo llevaba al gimnasio conmigo. Y lo bueno es que mi marido aceptaba que yo haga deporte, el problema fue cuando nació mi hija que ya no tenía tanto tiempo, entonces ahí empecé a jugar el tenis. También hice natación y hasta llegué a jugar al fútbol en algún partido.

Cuándo arrancaste a correr?
Un día estaba con mi hija, que es kinesióloga, y una colega de ella me dice que se iba a Villa La Angostura a correr una carrera de aventura. Tanto insistí, que me llevaron, pero me dijeron que no iba correr. Les dije que quería ir igual. Así conocí el grupo de entrenamiento y me aceptaron como si fuese una vieja amiga. Y lo que más me gustó es que a diferencia de un deporte convencional que competís contra alguien, acá lo hacés con vos mismo, en contacto con la naturaleza.

4

Cómo te influye el tema de la prensa?
Eso se fue dando de a poco. Hablando con mi hermano, él me decía que me desenvolvía muy bien y que era raro porque yo siempre había sido muy tímida. La verdad es que yo digo lo que siento.

Sentís la energía de la gente cuando llegás a la meta?
Sí, se siente la energía que emana de la gente. Eso me llena de ganas para enfrentar los sinsabores de la vida. Llegar a una carrera me hace sentir ganadora, me da fuerza para saltar los obstáculos del día a día. Cuando voy viendo el arco y sé que estoy finalizando yo siento esa algarabía que genero cuando me aproximo. Y enseguida las fotos, fotos, y fotos. Cómo te manejas con la indumentaria?
Yo corro con las zapatillas que me regala Columbia, que hace 4 años que me sponsorea con ropa. Hay gente que me pregunta qué indumentaria uso, pero yo no estoy pendiente de eso… yo corro y nada más. Generalmente me pongo lo que me dan. El otro día Nike me hizo unos regalos por el día de la mujer, me encantaron.

5
“Me levanto, pienso lo que voy a hacer en el día, y disfruto al máximo”

Qué vas a correr este año?
No tenía nada, pero se me vinieron todas juntas. Tengo una en San Juan, el Raid de los Andes, la M 42 en Villa Ventana y el cruce Columbia en Diciembre.

Cómo fue la experiencia del Aconcagua?
Del Aconcagua prefiero no hablar, es una lástima que no pude llegar un poquito más. En Plaza de Mulas hay dos o tres alturas que estaban buenas para hacer.

Te gustaría ayudar a gente en una ONG o una Fundación?
Si me ofrecen, con todo gusto. A mí me han llevado a centro de jubilados, a colegios. Ir a dar charlas es hermoso, la gente escucha y se interesa. Y no sólo con el deporte uno puede generar cambios, puede ser con la música, pintando un cuadro, bailando, cualquier cosa qué te llene. Que tengas un motivo para empezar el día te da independencia y proyectos.

6

Con los nietos compartís mucho?
Sí, con Lihuel y Nahuel corrí Cruces Columbia. Luego, con mis nietos que están en Italia, Azul y Juan Pablo, también en Como. Uno de ellos hizo una película con la carrera de Italia. Es muy bonita, muestra la carrera luego, parte de mi vida, parte de la carrera y así van intercalando imágenes.

Agradecimientos:
Hay una canción que dice “yo quiero tener un millón de amigos” y nunca pensé en tenerlos, pero me estoy dando cuenta que me estoy acercando. Realmente siento que tengo muchos amigos, lo siento sinceramente cuando se me acerca la gente y me abraza. Siento el cariño que me brindan. Quiero agradecer a mis hijos, a mis nietos, al Club de Corredores, al organizador de M42, a los creadores del libro Sol Navarro y Lean Arló.

7

libro

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *