Montañismo

MARIANO GALVÁN CORONÓ EL MANASLU

octubre 4, 2016 — by Andar Extremo0

main

Montañismo

MARIANO GALVÁN CORONÓ EL MANASLU

octubre 4, 2016 — by Andar Extremo0

Ya lleva siete ochomiles y dos de ellos los hizo este año

Manaslu,_from_base_camp_trip

Nuestro incansable Mariano Galván nos sigue sorprendiendo, este año seguro será inolvidable para él y para los amantes del montañismo. A principio de año conquistó el Dhaulagiri y hoy coronó su séptimo ochomil, el Manaslu con 8156 msnm, la octava montaña más alta de l mundo.
El primero de octubre en una entrevista para un medio español “ActitudZerain” luego de no saber nada por tres días comentaba esto: “Estoy un poquito cansado pero ahora con una coca cola de por medio más a gusto. Encontré arriba luna tienda de los japoneses pero no tenía el hornillo adentro eran puras algas y pescado pero sin poder cocinar no podía comer nada. Así que fueron cuatro días duros, lo que tomaba era lo que podía derretir con el cuerpo. Contento por haberle dado un cumplido ala vía me han faltado 300 metros pero luego de 4 días lo más importantes es estar qui en el campo base y poder contárselo al compañero. En tres días no he comido nada, si pude encontrar la tienda para descansar pero no pude ni derretir ni comer nada así que ahora a recuperar y seguro me cambiará la cara. Tampoco tenia saco de dormir pero por suerte por el entrenamiento que tengo le pude dar batalla y llegar a 300 metros de la cima. Las dificultades técnicas se hacían imposibles, entonces fue momento de pegar la retirada; al estar solo y ser algo muy técnico no tenia alternativa. He estado tres noches arriba, una con Alberto Zerain, otra caminado y una en la tienda de los japoneses. Por suerte no sufrí congelaciones, cuando hacia mucho frío me movía para entrar en calor. También compartiré con ustedes la cueva de hielo que tuve que hacer para resguardarme del frío, de la noche caminando de las nevadas. También nos dio mucho enojo a Alberto y a mi de perder un montón de equipo en una forma misteriosa sin dejar rastros y pensábamos que seguir adelante iba a ser complicado. El clima al principio nos jugo una mala pasada estuvo nevando un día y medio, después vino lo de la tienda de los japoneses” esta mañana 4 de octubre Alberto Zerain en la altura nos daba la grata sorpresa “Te estoy llamando bajo el pináculo de la cumbre, aquí hay una ventisca de la hostia, Mariano Galván 100% a hecho cumbre y yo estoy a punto de llegar. Ya Mariano a comenzado el descenso”
Días después Mariano relataba “después de la frustración que dio el no poder llegar a la cima por la linea que habíamos soñado junto a Alberto Zerain, me baje de la montaña el 1 de octubre, satisfecho por la batalla dada a la montaña.
Ahí me entere de la preocupación de todo el mundo por mi pequeña desaparición. Pero tienen que saber que ya es una marca registrada.
Al día siguiente mi compañero me dice que quiere darse una chance mas y va a intentar el Manaslu con solo un campamento de altura, yo lo miro y no puedo mas que desearle buena suerte, han pasado 24 hs y no puedo retenerlo porque se lo difícil que es el clima y lógicamente no puedo salir con el.
Lo despido y le doy lo que esta mi alcance para ayudarlo. Pero yo tampoco estoy dispuesto a renunciar a otro intento…. Pero debo esperar un poco mas. Y así es que lo dejo ir con un afectuoso saludo y tan solo unas 24 hs mas tarde me lanzo en su búsqueda, no se ha donde voy a llegar, pero saber que voy mi a cruzarme con el me tranquiliza. Salgo a las 16.45 del día 3 de octubre con un clima envidiable, paso por el campo 1 envuelto en una nube pero la temperatura sigue siendo agradable, en campo 2 aprovecho una tienda vacía para colocarme el mono de pluma y hacer una parada de una hora para reponer fuerzas.
De ahí el camino empieza a complicarse ya que la nieve cubre las huellas anteriores y se desdibuja. Por lo que llego a campo 3 y así como llego trato de orientarme para continuar al campo 4, no encuentro rastro de las cuerdas fijas, por lo que tiro una linea recta hacia arriba por un neve de sostenida pendiente, me siento bien pero parece como si no avanzara, espero con ansias la luz del sol que aclare un poco el panorama.
Llego a campo 4 finalmente a las 7 am, ahí veo unas tiendas abandonadas y me lanzo a ellas que ofrecen resguardo parcial de las inclemencias. Dejo mi mochila y continuo solo con un bastón y un piolet. A partir de aquí el viento es muy fuerte, el cansancio se agolpa y la falta de sueño es terrible. Para variar empiezo a alucinar y me quedo dormido en los descansos, la cumbre parece no llegar nunca y ademas me desconcierta el no ver a mi compañero, pero me concentro en llegar a la cima, y cerca del mediodía llego a la cumbre. No tengo reloj ya que se lo había prestado a Alberto.
Totalmente agotado bajo por el mismo camino y en una de las paradas veo que hay una persona en una de las pendientes, me da la sensación por el color de la vestimenta que es un Lama, me rio por mis alucinaciones, una persona ahí jaja. Resulta que ese lama era mi compañero subiendo el mismo día.
Así es como sigo bajando y ese mismo día alcanzo el campo base a las 20 hs, agotado y me duermo preocupado, porque mi cocinero pregunta ¿ y Alberto? Creía que había bajado en el interin de mi subida, pero afortunadamente al día siguiente hablo con un grupo de alemanes que sabían de el y horas mas tarde aparece muy entero por el campo base y almorzamos juntos. Celebramos las cumbres y no podemos entender como no nos cruzamos, y me rio al decirle que lo creí una alucinación.
Gracias a todos por las buenas vibras y por seguir viviendo tan intensamente.

Grande Mariano 7 ochomiles, ejemplo Argentino!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *